¿Cómo evitar los mareos en un crucero?

Partagez cet article

¿Le da miedo hacer un crucero porque es propenso a marearse, o tiene miedo de marearse porque nunca ha pisado un barco? El mareo o «naupatía» es una de las enfermedades ligadas al transporte y puede convertir un viaje de ensueño en cualquier cosa menos agradable para el pasajero que lo sufre. El mareo puede manifestarse generalmente como una desagradable sensación de malestar, náuseas, mareos o dolores de cabeza.

Lo primero que hay que saber antes de salir de crucero, si se es propenso o se teme al mareo, es que la mayoría de los barcos están equipados con estabilizadores para limitar el movimiento del barco. Sin embargo, es posible que el clima, ciertos tipos de barcos o ciertas zonas de navegación puedan causar más agitación durante su estancia a bordo. Nada debe estropear tus vacaciones, así que no hay que asustarse, puedes preparar soluciones sencillas para combatir el mareo.

¿Cómo evitar el mareo? Sigue nuestros consejos…

1. Estar en forma

estar en forma

Este consejo puede parecer simple, pero para empezar debe estar bien descansado con una buena noche de sueño, bien hidratado a diario, relajado evitando el estrés y saciado gracias a la excelente restauración a bordo, lo que limitará en gran medida los riesgos de sufrir mareos durante su estancia en el mar. Por lo tanto, se ocupará de su comodidad y bienestar antes de la salida y a bordo.

2. Salga de su cabina

salga de su cabina

El confinamiento no se recomienda en absoluto. Airear el cuerpo y la mente permite disfrutar del paisaje, pero también contrarrestar el mareo. Mirar al horizonte y pasearse juegan un papel importante a la hora de combatir los síntomas de la naupatía. Ver el movimiento del agua y las olas permite que nuestro cerebro y nuestro oído interno se adapten. Además, el aire fresco, el yodo y la luz actuarán de forma natural sobre sus síntomas. Esta salida y las actividades a bordo también le permitirán despreocuparse y disfrutar de su estancia a bordo. Sin embargo, recuerde cubrirse cuando salga para evitar el frío, que podría provocar mareos.

3. Tratamientos y otras soluciones

Tratamientos y otras soluciones

Por último, existen tratamientos naturales o medicinales para acabar con el mareo si los consejos anteriores no consiguen ponerle fin. Dependiendo de sus síntomas, se le puede ofrecer un tratamiento homeopático suave o sustancias más potentes.

El medicamento Mercalm es generalmente muy popular y está disponible sin receta en las farmacias. También es posible colocar el parche detrás de la oreja unas horas antes de la salida y mantenerlo durante el crucero. Hable con su médico o farmacéutico sobre todas estas soluciones antes de salir para que pueda decidir cuáles son las mejores para usted. Otra tendencia más reciente son los aceites esenciales de menta o limón, que pueden ser eficaces según el pasajero. Las líneas de cruceros y sus tripulantes están disponibles para ayudarte. Un médico suele estar a bordo para asesorarle.

Aunque sea embarazoso, el mareo no es grave y con nuestros consejos podrá salir de crucero con tranquilidad para disfrutar de su próximo destino.

Partagez cet article